Muricy Ramalho tiene una deuda con Vélez

El resultado del partido de esta noche contra Vélez Sarsfield, puede representar una venganza doble para el entrenador Muricy Ramalho. Además de haber perdido en la ida en el peor de presentación de Santos en la temporada, el técnico sufrió en carne viva una derrota decisiva en la Copa Libertadores de 1994: él era el asistente de Telé Santana en Sao Paulo. Equipo que perdió la final contra el cuadro de Liniers

Al igual que Santos, Sao Paulo también tenía mejor equipo y perdió el partido de ida por 1-0. En la vuelta quedó 1-0 y después el cuadro argentino los vencería 5-3 en lanzamientos desde el punto blanco.

El duelo es tan importante para Muricy que rompió una regla adoptada por él mismo: hizo la práctica a puerta cerrada. Eso lo enojó al ver que los periodistas pudieron observar el mismo.

Él tenía la intención de hacer un entrenamiento táctico sin que nadie lo observara y que ninguna información se divulgara, pero en un error de comunicación, la puerta se abrió antes. La encargados de prensa, que autorizaron el ingreso de los periodistas, trataron de mantenerlos en un área donde no era posible ver lo que estaba sucediendo en el campo, pero ya era demasiado tarde.

Enfadado, Muricy renunció a la actividad, mostró la irritación de hablar con uno de los consejeros del club - hablando y gesticulando mucho - a continuación en la conferencia de prensa, estaba seco y respondía irónicamente. La rueda duró sólo nueve minutos.

Contra Vélez jugará un partido a parte, con intereses personales. El nerviosismo se apodera de quien hasta ahora se veía tranquilo y tenía todo controlado.

Fuente: Redebomdia.com.br

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy