Nacía Oscar Córdoba, bicampeón de América con Boca en 2000 y 2001

La llegada de Oscar Córdoba al arco de Boca marcó un antes y un después en la historia xeneize. El colombiano llegó al equipo argentino en 1997, para afianzarse de forma definitiva un año más tarde y a partir de ahí, ser protagonista estelar del inicio de la mejor década del club en 107 años de vida.

La lucidez, potencia de piernas y reflejos brillantes, eran las armas de un arquero que no se destcaba por su altura, sino por el gran nivel de anticipo que tenía, para leer las jugadas, además de ser un especialista a la hora de tapar penales.

Antes de su arribo a Boca, Córdoba había atajado en Deportivo Cali, Atlético Nacional, Quindío, Millonarios, Once Caldas y América de Cali, club este último con el que disputó la final de la Libertadores 1996, cayendo en dicha instancia ante River Plate.


En 30 días, Córdoba ganó la Copa Libertadores con Boca, y la Copa América, con Colombia. Todo en 2001.

"En los penales aguanto hasta el último segundo".

Final Libertadores 2000:

Tras igualar 2 a 2 en la ida jugada en Argentina y 0 a 0 en la vuelta, en San Pablo, Palmeiras y Boca definían el título por penales. El colombiano le contuvo el disparo a Asprilla y a Roque Junior, para que Boca termine ganando 4 a 2 y grite campeón.

Final Libertadores 2001:

Pese a ganar de visitante 1 a 0 a Cruz Azul, en la vuelta, el equipo mexicano se impuso en La Bombonera por el mismo resultado y por segunda vez consecutiva la Copa se definía en penales y Córdoba sería nuevamente actor principal, atajándole el remate a Pablo Galdames. Boca era nuevamente campeón.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy