INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Nacían los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schellotto

No hay dudas que en la última década hubo un equipo que marcó una superioridad sobre el resto: Boca Juniors. Y uno de los grandes culpables del predominio xeneize en el continente para ganar cuatro Copas Santander Libertadores tiene nombre y apellido: Guillermo Barros Schellotto. El Mellizo, y el también campeón de América (su hermano Gustavo) nacieron un día como hoy pero de 1973.

Siempre jugaron juntos a la pelota y su primer club fue su amado Gimnasia y Esgrima La Plata. En el Lobo jugaron nada menos que siete años en Primera y lograron el único título profesional en la historia del equipo platense: la Copa Centenario 1993. Tras dos subcampeonatos en el club que por entonces dirigía Timoteo Griguol el gran nivel de ambos, sobre todo de Guillermo, llamaron la atención de Diego Maradona, quien los llevó a Boca a mediados de 1997.

En el Xeneize fue donde Guillermo formó una dupla memorable junto a Martín Palermo (máximo goleador de la historia de Boca) y se cansó de ganar títulos: sumo 15 (cuatro Copas Libertadores, dos Intercontinentales, dos Copas Sudamericanas y dos Recopa Sudamericanas y cinco títulos locales).

En la Copa Libertadores, el Mellizo Guillermo tuvo partidos memorables como aquel ante Paysandú, por los octavos de final del 2003, en el que anotó tres goles en la goleada 4-2 que le sirvió a Boca para dar vuelta el 0-1 sufrido en la Bombonera. Otro de los más recordados es la definición de la semifinal ante River en 2004, cuando con su habitual picardía entró para dar vuelta una historia que parecía muy complicada para su equipo, al hacer expulsar a Rubens Sambueza y 'sacar de partido' a todos los Millonarios.

Se fue de Boca a mediados de abril de 2007, con Boca ya clasificado a los octavos de final de la Libertadores (por lo que sumó su cuarta Copa) que terminaría ganando meses más tarde, para recaer en el Columbos Crew de la ascendente MLS de Estados Unidos. Terminó su carrera donde la inició, en Gimnasia y Esgrima La Plata, con la misma picardía y amor por el fútbol con el que nació.

Gustavo, por su parte, también fue campeón de la Libertadores con Boca en la edición del 2000. Ese mismo año fue campeón de la Intercontinental y del Torneo Apertura. Después pasó al Villarreal español, club en el que no tuvo continuidad, y recaló en Racing. En La Academia fue una pieza importante en el título que quebró la racha de 35 años sin salir campeón para los de Avellaneda. Rosario Central, Gimnasia y Esgrima La Plata, Alianza Lima (Per) y Puerto Rico Islanders fueron los últimos destinos de un volante que también está en el libro de los campeones de América.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.