Neymar: "Esta guerra debe terminar, le hace daño a la Libertadores"

No sólo el Santos se llevó una derrota del Hernando Siles de La Paz, sino que también Neymar se llevó un 'pequeño mal recuerdo' de su estadía en la capital boliviana. Es que en la noche paceña el crack brasileño fue impactado por un objeto arrojado desde la tribuna local que hizo que el juego esté detenido alrededor de cinco minutos. Y al llegar a Brasil el 11 fue duro con lo que pasó: "Esta guerra debe terminar porque le hace daño a la Libertadores. Que se juegue la Copa los hinchas pueden andar arrojando cosas al campo de juego".

La nueva gran figura del fútbol brasileño se quedó con las ganas de convertir su gol número 100 con la camiseta del Peixe y además se mostró muy disgustado con el trato recibido por los hinchas de Bolívar. "Lo que sucedió ayer fue muy peligroso, me tiraron cosas que me golpearon en la boca y los ojos. ¿Con qué motivo?", sentenció Neymar. Y agregó: "No estoy seguro de lo que me atacó. Lo único que sé es que le duele como el infierno". Así de duro fue el mejor jugador de la edición pasada de la Copa Santander Libertadores. Igual de duro como el golpe que recibió el campeón de América en el Hernando Siles ante el sorprendente Bolívar.

Muricy Ramalho y Ganso hablan de racismo

El entrenador y el enganche del Santos salieron en defensa de Neymar al decir que el delantero sufrió actos de racismo ante Bolívar. "Arrojaron piedras, bananas con el número 11 de Neymar y eso es horrible. No sé si fue racismo, pero sí sé que esto debe acabar", afirmó el entrenador. Todo muy caldeado estuvo en La Paz en una típica noche de Copa. Una Copa que no debe mancharse con hechos como el sucedido ayer. 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy