ODD dejo todo para que Olimpia ganara la Libertadores 2002

El Olimpia de Paraguay, "El Rey de Copas" para sus fanáticos: obtuvo tres Copas Libertadores de América bajo el mando de su histórico presidente Osvaldo Domínguez Dibb, en 1979 ante Boca Juniors, en 1990 ante el Barcelona de Ecuador y 2002 ante el Sao Caetano de Brasil. Para esta última, estaba más que perdido, inexplicablemente, el cuadro dirigido entonces por el entrenador argentino Nery Pumpido perdió la final de ida ante el Sao Caetano en el Defensores del Chaco. El resultado fue 1 a 0 a favor de los brasileños.

Esa noche, casualmente, era el día de su centenario y estaba programada una cena de gala con premios para los históricos, dirigentes y jugadores; pero el revés cambió todo: Domínguez, más conocido como "El Tigre" -temible cuando pierde la paciencia-, vociferó por todos los medios de prensa que sus jugadores se vendieron y anunció su renuncia: "Me voy cansado de la falta de autoestima de este plantel, donde, en vez de ganar, prefieren amanecer con prostitutas", martilló, en alusión a aparentes hechos de indisciplina de algunos jugadores, a los que no identificó.

Acostumbrado a mimar a sus jugadores con efusivas despedidas y antes de los viajes al exterior acostumbraba a depositar en sus bolsillos billetes de 100 dólares, el día del vuelo a Sao Paulo no apareció y nadie supo de él.

Con ansiedad, los jugadores lo esperaron para hacer las paces y no viajar en un clima de tensión. Lo que ninguno supo es que Domínguez voló en vuelo chárter desde Asunción el día del partido y llegó de sorpresa al hotel de la concentración a la hora del almuerzo. Los jugadores se levantaron, se acercaron y lo abrazaron. Echaron algunos lagrimones y "El Tigre" les dio un sermón. Olimpia ganó en su visita 2 a 1 en tiempo normal y luego remató a su rival por la vía de los penales.

Cuando cesaron los festejos, más tranquilo, explicó que las acusaciones contra sus jugadores fueron inventadas por él: "Dije eso como estrategia para levantar su autoestima o acaso no vieron cómo se rompieron en la cancha", preguntó con tono de viejo zorro.

Quien mejor que este presidente, con tanta gloria encima para "castigar" a los que en ese momento eran sus hijos. Historias que sólo nos regala la Copa Santander Libertadores.  

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy