Olimpia y Colo Colo empataban la ida en la final de 1991

Fue el principio de una serie que marcaría a fuego la historia del fútbol chileno. Porque un 29 de mayo de 1991 el Colo Colo del croata Mirko Jozic le empataba 0 a 0 al campeón defensor Olimpia en el Defensores del Chaco y daba un paso gigantesco para la consagración. Consagración que llegaría una semana después cuando el Cacique goleara 3 a 0 al Decano paraguayo y alzara la Copa Libertadores, el primer torneo internacional para el fútbol de su país. 

El local formó con Battaglia; Virginio Cáceres, César Castro, Remigio Fernández, Silvio Suárez; Fermín Balbuena, Jorge Guasch, Carlos Guirland, Luis Monzón; Gabriel González y Adrián Samaniego. Mientras que el Cacique alineó a Daniel Morón; Miguel Ramírez, Lizardo Garrido, Javier Margas, Gabriel Mendoza; Eduardo Vilches, Jaime Pizarro, Rubén Espinoza, Juan Carlos Peralta; Marcelo Barticciotto y Rubén Martínez. 

Fue el equipo de Luis Cubilla el que salió con todo para romper el cerrojo chileno. Pero la ineficacia de sus delanteros y la notable actuación del arquero colocolino Daniel Morón le impidió a Olimpia anotar en el marcador la superioridad que marcaba en el campo de juego. Los minutos corrían y la desesperación empezó a jugarle en contra a un local que jugaba su tercera final consecutiva (perdió con Atlético Nacional en 1989 y derrotó a Barcelona en 1990).  La visita tampoco lastimó el arco de Battaglia y encima sufrió la expulsión de su delantero más peligroso: Rubén Martínez -en la misma jugada vio la roja el paraguayo Virginio Cáceres-. Todo concluyó en un 0-0 que benefició a un Colo Colo que siete días después se consagraría como el mejor de América.

 

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy