Oriol Busquets, la joya de La Masía que sigue La Fábrica

El centrocampista recorrió todas las categorías del fútbol base azulgrana, y desde Madrid pretenden concretar su fichaje.

Por: Tomas De Micheli

La regularidad de las figuras del Barcelona supone una traba para el desarrollo de los jóvenes de las inferiores. Oriol Busquets podría ser el próximo en sufrir esa realidad, y su futuro en el Camp Nou es una incógnita.

Luego de toda una vida defendiendo los colores del equipo catalán, en el horizonte del volante aparece el eterno rival blaugrana: Real Madrid.

Según reportes de la prensa merengue, el canterano es uno de los objetivos del cuadro que comanda Zinedine Zidane, quien avala sus condiciones y cree que sería un buen refuerzo para su plantel.

Una vida en Barcelona

Oriundo de Sant Feliu de Guíxols, localidad de Girona, es uno de los juveniles que más tiempo lleva dentro de la disciplina culé. Para los que siguen de cerca el día a día de La Masía, este mediocentro categoría 99 es uno de los mejores productos de la última década.

Pasó más de media vida en el Barça, trayectoria que lo hace uno de los más queridos dentro de las juveniles del club que formó, entre otros, a talentos como Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

Al margen de no tener ningún parentesco con Sergio Busquets, se parece mucho al pivot del primer equipo, ya que siempre elige con criterio los lugares para darle continuidad al juego.

Luce desde la simpleza

De buen porte (1.85), Oriol es un centrocampista clásico. Tiene buen panorama y además de ser una válvula de salida para los centrales, lleva consigo las demás líneas para presionar y recuperar lo más lejos de la portería rival.

Su físico le permite imitar muchos movimientos del 5 del primer equipo, como la precisión para quitar y el giro característico para cambiar de orientación con un control.

Dentro de los aspectos para pulir se pueden señalar el juego aéreo y la fortaleza para el cuerpo a cuerpo, características que mejorará a medida que acumule minutos en la elite del fútbol.

Amenaza merengue

Durante las últimas semanas, Real Madrid merodea el entorno de Oriol, quien todavía no renovó su vínculo con el Barcelona. La presencia de Sergio puede conspirar contra su deseo de tener protagonismo en el 11 de Valverde, lo que preocupa a la dirigencia blaugrana.

Zinedine Zidane no cuenta con Marcos Llorente, pero es consciente que necesita recambio para Casemiro, el futbolista blanco con más minutos de la temporada, por lo que está abierto a realizar incorporaciones.

Barcelona seguirá insistiendo para renovar a Oriol Busquets, pero no tiene a mano ejemplos que fomenten la ilusión del joven, ya que desde la salida de Pep Guardiola la cantera culé quedó en un segundo plano, algo que afectó también al filial, de flojo presente.

Un semestre fundamental

Oriol Busquets acaba contrato en junio, motivo que apura a la directiva del Barça, interesada en arreglar un contrato que lo mantenga ligado a la institución por los próximos años.

A pesar de ser un confeso hincha del club, podría verse tentado ante las propuestas que tiene desde el extranjero. Además del Real Madrid, equipos de Inglaterra e Italia están atentos a su futuro.

"Aún tengo que mejorar mucho para llegar al primer equipo", manifestaba hace un tiempo. Para triunfar dentro de uno de los equipos más poderosos del planeta, el juvenil deberá tener paciencia para esperar su oportunidad.

Noticias Relacionadas