Portugal sufre la lesión de Cristiano Ronaldo y no pasa del empate ante Serbia

CR7 tuvo que salir en el primer tiempo por un problema muscular y pone en alerta a Juventus. Los portugueses jugaron dos partidos como local, pero no pudieron sacar los tres puntos.

Por: 

Portugal y Serbia brindaron un buen espectáculo de fútbol, pero terminaron igualando 1-1 gracias a los goles de Dusan Tadic y Danilo en un encuentro del Grupo B de las Eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2020. ¿El punto negativo del duelo? La lesión de Cristiano Ronaldo.

Partido peleado donde cada uno ofreció su idea. El equipo luso de Fernando Santos tuvo más la pelota y estuvo lleno de situaciones para concretar, pero sufrió seriamente las embestidas de contraataque de los de Mladen Krstajic. Si debía haber un ganador, debía ser el lugar, pero el empate es un resultado justo, aunque queda de lado ante la mala noticia de la lesión del crack de la Juventus.​​​​​​​

Al primer tiempo no le faltó condimentos. Estuvo lleno de emociones, situaciones de peligro y, lamentablemente malas noticias para ambos equipos. Es que ambos sufrirían bajas sensibles, aunque lo ocurrido con Cristiano Ronaldo es mucho más preocupante, sobre todo pensando en lo que se viene para su club, Juventus.

Pero, antes de los diez minutos, Serbia golpeó rápido. Una buena pelota de Dusan Tadic a espaldas de la defensa, lo encontró a Gacinovic mano a mano con Rui Patricio. Aunque el centrocampista logró definir por arriba del arquero, no lo pudo hacer bien por el choque que derivó en un claro penal. El propio Tadic definió sin problemas para el 1-0 y generar sorpresa en el Estadio Da Luz.

A partir del gol, Portugal reaccionó y tuvo sus chances, pero Dmitrovic se convirtió en figura. Primero, dos minutos después del tanto rival, Cristiano Ronaldo tuvo su ocasión con un remate que el arquero del Eibar español sacó a una mano de forma espectacular. Seis minutos más tarde, Rafa Silva también tuvo una ocasión similar que volvió a encontrar al portero con otra salvada a una mano. Los lusos empezaban a merecer la igualdad.

Pero, allí comenzaron las malas noticias. Primero, los serbios perderían a Gazinovic, quien nunca pudo recuperarse de la molestia sufrida por el choque con Rui Patricio. En su lugar, entró Radonjic, sorprendiendo la no inclusión de Milinkovic-Savic, quien no estuvo desde el arranque.

Poco después, el terror se apoderó no sólo de los portugueses sino también de una buena parte de Turín. En una pelota larga de Rafa Silva, Cristiano no pudo llegar a la pelota, pese a esforzarse por ello y, en ese momento, sintió un pinchazo, que inmediatamente lo hace pedir el cambio. Pizzi ocupó su lugar.

Parecía que este baldazo de agua fría con la lesión de CR7 afectaría los ánimos del equipo de Fernando Santos. Sin embargo, a los 42 minutos, Danilo encontró un callejón libre por el medio para avanzar sin que nadie le ponga oposición y, entrando a la medialuna, sacó un remate imposible para Dmitrovic para igualar las acciones.

Sobre el final de la primera parte, Tadic pudo haber logrado nuevamente la ventaja en un buen contraataque, pero Pepe lo cortó con una falta claramente de expulsión. La imagen de la patada no deja dudas, pero el árbitro Szymon Marcinak ni siquiera le sacó amarilla. Luego, el hombre del Ajax tuvo otra clara sobre el área chica que no pudo concretar.

En el comienzo de la segunda parte, los de Krstajic siguieron con el ritmo del final de los primeros 45 minutos. Así Lazovic tuvo su chance, de zurda, que lo encontró bien parado a Rui Patricio. Pocos minutos más tarde, entrando al área, Ljajic lo tuvo, pero mandó la pelota muy arriba.

Poco a poco, Portugal fue creciendo. Fernando Santos metió a André Silva para tener mayor peso en el área. Sobre los 26 minutos, el delantero de Sevilla propinó una serie de chances para los locales donde ni Bernardo Silva ni Rafa Silva pudieron empujarla ante el buen cierre de Maksimovic.

Tres minutos más tarde, la polémica del partido. El árbitro Marcinak cobró penal por mano de Rukavina, quien claramente extendió el brazo tras un cabezazo de André Silva. Sin embargo, fue tan exagerada la protesta del propio lateral derecho que el polaco decidió cambiar la decisión. También recibió la aprobación del juez de línea, quien no vio la mano.

Sobre el final, los portugueses pudieron haber logrado el gol de triunfo con distintas ocasiones, que no lograron conectar en el último toque. El 1-1 le termina dejando mejor sabor a Serbia, sobre todo por su debut en estas Eliminatorias como visitante. Mientras que Portugal no pudo ganar en ninguno de sus dos partidos como local y, ahora, deberá apostar a ganar de visitante para no complicar sus chances de clasificación.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias