INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

¿Qué hubiese pasado si era gol de Pinilla contra Brasil?

Un balón que casi se estampa en la red y cambia la vida deportiva de un equipo.

Se termina el tiempo suplementario de un partidazo del Mundial 2014. El local Brasil empata con Chile 1-1 y se van a los penales. Pero antes de que el último segundo expire, un estruendo enmudece a un atónito Mineirao. El cronómetro marca 119 minutos con 41 segundos y el derechazo del chileno Mauricio Pinilla viaja rumbo al arco brasileño por sobre un Julio César ya vencido. Los corazones verdeamarelos se detienen en un segundo dramático, demoledor… hasta que el Pum resuena por todo Belo Horizonte, el balón revienta el travesaño y las tribunas enmudecidas recobran vida en una explosión de desahogo. Esa pelota estaba destinada a cubrir de gloria deportiva a Chile, pero no entró. Aquel sábado 28 de junio, La Roja estuvo a un centímetro de la gloria.

Minutos más tarde, en definición por penales, Brasil festejando la victoria y el pase a Cuartos de final como si nada hubiera puesto en jaque su clasificación, como si la victoria se hubiera consumado como todos sabíamos que debía ser. Pero… ¿qué hubiese pasado si esa pelota entraba?

Lo primero es que no había penales, Chile ganaba y pasaba a Cuartos de final en Brasil 2014. Luego, otra historia: flashes, entrevistas, más silencio y todo el mundo hablando de la prematura despedida de Brasil ante su gente. Todos los noticieros apuntando al fracaso del anfitrión en su Mundial. En todas las tapas de los diarios se destaca la sorpresiva derrota de la verdeamarela en Octavos de final. El periodismo destroza a Felipao Scolari y a su scratch con virulencia, aunque quizás no con la agresividad que puede desatar una caída 1-7 en una semifinal.

Pinilla clava la pelota en el ángulo, Julio César cae rendido mientras el balón deambula por la red y ya no hay tiempo de revancha. Brasil afuera y Chile a esperar rival de otro choque sudamericano que está a punto de empezar en el Maracaná: Colombia - Uruguay. La estrella de James Rodríguez ilumina a los colombianos para vencer con claridad a La Celeste, golpeada por la suspensión a Luís Suárez, despedido de la Copa como castigo por el mordisco al italiano Giorgio Chiellini.

Los resultados marcan un parejo duelo sudamericano para el cruce de Cuartos de final en Fortaleza. Ya no está el anfitrión y pentacampeón del mundo, entonces el partido entre Chile y Colombia se presenta como el más entretenido por un lugar en la semifinal.

El envión anímico de la Selección dirigida por Jorge Sampaoli parece insuperable: pasar el grupo de la muerte y eliminar al campeón reinante España por 2-0 en el mismísimo Maracaná, para luego dejar sin mundial al máximo candidato en su propio terreno, hace que ningún equipo se muestre como invencible para Chile. Al contrario, las selecciones fuertes comienzan a mirar con temor a esa Marea roja que agitan Medel, Vidal, Sánchez y compañía.

Y Pinilla... el héroe de la eliminación al scratch, convertido en la nueva esperanza goleadora de la Roja, ya no empezará en el banquillo como ante Brasil, sino que es la pieza fuerte en el once inicial de Sampaoli. Mientras, Juventus, Inter y Milán, comienzan a pelearse por adquirir el pase del por entonces jugador del Cagliari y quedarse con el delantero revelación de la Copa.

Miles de chilenos arriban a tierras brasileñas con la ilusión de ver a la delantera letal Sánchez-Pinilla contra la poderosa Alemania, en una semifinal que se esperó 52 años. Desde 1962, cuando organizaron el Mundial, que los chilenos no alcanzaban esta instancia.

En la llave del otro lado, la Argentina de Lionel Messi iba pasando obstáculos hasta llegar a la final. A esa altura de exaltación para los chilenos, cruzarse en una final con la albiceleste no era una utopía. Una final que se dio un año más tarde y la misma Roja de Sampaoli triunfo por penales. Pero claro, fue en la Copa América jugada en Chile.

Toda esta cronología no se cumplió. El sueño chileno quedó en Belo Horizonte, en Octavos de final, estampado en el travesaño defendido por Julio César. Mauricio Pinilla tuvo que buscar revancha en un comercial. Es momento de pasar a la realidad.

“Generalmente cuando le pego la pelota siempre tiene tendencia a bajar, va en bajada y está vez salió demasiado plana”, trata de buscarle una explicación un resignado Mauricio Pinilla. Explicación que no va a encontrar. La pelota no bajó.  “Si hubiese entrado ese remate la gloria no hubiese sido para mí, sino para los hinchas… para el fútbol chileno”.

No hubo gloria para Pinilla ni para Chile en Brasil 2014. Como testimonia el tatuaje que el protagonista de esta historia se hizo a su regreso de la Copa del Mundo, quizás para exorcizar la frustración, todo quedó “a un centímetro de la gloria”.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.