Robinho, en la mira del São Pablo

Tras haberse desvinculado del Atlético Mineiro, Robinho no tiene club y además del Santos también lo quiere el São Pablo. Mientras tanto, debe afrontar el conflicto judicial que tiene en Italia por abuso sexual.

Por: Pasión Fútbol

Los equipos brasileños empiezan a hacer sus primeros movimientos en un mercado de pases que normalmente suele ser bastante fuerte y más todavía ahora que la Copa Libertadores comienza en febrero y dura todo el año.

En el fútbol brasileño hay varios nombres rutilantes, uno de ellos de Robinho, que hasta diciembre tenía contrato con Atlético Mineiro y ahora que es jugador libre no se sabe qué será de su futuro. Como de costumbre, Santos sueña con repatriarlo pero tiene un serio competidor: el São Pablo, que con Raí como director ejecutivo intenta rearmarse para volver a ser protagonista y regresar a las copas internacionales.

Santos lo quiere pero São Pablo presiona para llevarse a Robinho.

En 2017, Robinho jugó 30 partidos por el Brasileirão y metió siete goles. Sobre el final del año recibió una noticia durísima proveniente desde Italia: fue condenado a nueve años de prisión por un tribunal de primera instancia por una acusación de abuso sexual en grupo de la que él habría participado. Mientras sus abogados intentan resolver la situación judicial de Robinho en Italia, su representante escucha ofertas en Brasil para definir adónde irá el delantero de 33 años.

A lo largo de su carrera, Robinho nunca cumplió con las expectativas que se habían puesto sobre él. Desde su primera experiencia en Europa, en el Real Madrid en adelante, siempre dio la sensación de que fue un jugador intermitente, capaz de dejar en ridículo a toda una defensa, pero también de no tocar la pelota por largos minutos. No pudo afianzarse en el Manchester City, tampoco en el Milan, donde quizá se haya visto su mejor versión, y por eso en 2014 regresó a Brasil con la esperanza de poder ser convocado para la Copa del Mundo. En el Santos no se destacó, no jugó el Mundial y partió a China para jugar en el Guangzhou Evergrande (9 PJ 3 goles).

En 2016 tuvo un buen récord de goleo con 12 tantos en 26 encuentros del Brasileirão con Atlético Mineiro y metió nueve en el torneo regional. Ya en 2017 su rendimiento bajó y ahora, su futuro es una incógnita.

Más noticias de NOTICIAS