EXCLUSIVO DE PASIÓN

Scocco: "No sé qué elegiría, si ganar la Copa Libertadores o el Mundial"

Bella Vista se llama el complejo en donde entrena Newell's. Una modesta ciudad deportiva que está en pleno crecimiento y que fue el escenario de la primera práctica del equipo tras la victoria en el partido de ida por 2 a 0 frente a Atlético Mineiro. 

Ahí nos esperaba Ignacio Scocco, goleador de la Copa con seis tantos (junto a Jo y Tardelli del At. Mineiro), quien no tenía previsto hablar individualmente con los medios, pero que al ser solicitado, y pese a su apuro (lo esperaba Heinze), accedió al ping pong de preguntas de Pasión Libertadores sacando a relucir una vez más su humilde grandeza.

Definir es su especialidad dentro del área, pero desde aquí le propusimos que lo hiciera pero fuera de ella y en un ámbito que si bien domina con diferencia, no es su favorito. El lado "B" de uno de los mejores jugadores del continente, que se luce en la Copa Libertadores.
 

"Ver que un hincha venga y me muestre que se tatuó mi firma o el número que uso no tiene explicación, agradecimiento eterno"


Debutó en 2004, año en el que su querido Newell's fue campeón luego de 12 temporadas sin títulos. Sus buenas actuaciones lo pusieron rápidamente en el ojo del fútbol internacional y en 2006 se fue a México, país en el que jugó en Pumas y Toluca, y del que emigró en 2008 para alcanzar su primera experiencia europea, en el AEK de Grecia. Tras un breve paso por el Al Ain de Emiratos Árabes, Ignacio Scocco volvió al primer amor para ser campeón.
 


 

Así es "el Nacho", como le llaman, un tipo tranquilo, pensativo, que atendió a los privilegiados hinchas que lograron acceder al entrenamiento sin problemas. Firmó autógrafos, se tomó fotografías, entrenó, habló con los medios y se despidió con mucho respeto a los presentes en el complejo. Ser crack fuera del campo es una elección, así lo demostró el delantero.
 

Fotos y video: Mauro Alfieri.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy