Se cumplen 13 años del “silencio atroz”, la noche en que Bergessio enmudeció al Monumental

Se cumplen 13 años del “silencio atroz”, la noche en que Bergessio enmudeció al Monumental

Un día como hoy, pero 13 años atrás, San Lorenzo remontó un partidazo y dejó eliminado a River Plate en el Monumental.

Un 8 de mayo de 2008, el Cuervo y el Millonario se vieron las caras por el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. San Lorenzo, en aquel entonces era dirigido por Ramón Díaz y contaba en sus filas con Andrés D’Alessandro, ambos ídolos riverplatenses.

En el partido de ida, en el Nuevo Gasómetro, los dirigidos por el Pelado habían ganado 2 a 1, pero en la vuelta estaban cayendo 2 a 0 y, por ende, quedando eliminados. Para colmo habían sufrido las expulsiones de Diego Rivero y Jonathan Bottinelli. 

Sin embargo, ocurrió lo impensado. Gonzalo Bergessio se iluminó, marcó un doblete, igualó las condiciones y, por lo tanto, eliminó al conjunto de Núñez. El primer gol llegó pasados 24 minutos del segundo tiempo y, tres minutos después, puso la igualdad definitiva. 

Esta eliminación tan dolorosa quedó enmarcada en la historia, pero no sólo por la mera eliminación sino que también por las declaraciones de Gonzalo Ahumada después del partido. El mediocampista de River, expresó: “Cuando San Lorenzo metió el 2-1 el estadio enmudeció. Yo he jugado en la cancha de Boca ganando 2 a 0 y el estadio se nos venía abajo”. 

Además, remató: “Se sintió ese silencio atroz y quizás después quedó expresado en la cancha. Por ahí, necesitábamos de ellos. Esas cosas molestan. Los hinchas influyen en un partido”.  Esta última frase quedó en la memoria de todos, incluso fue recreada en canciones y recordada en todos los clásicos entre San Lorenzo y River, y aún más por la hinchada de Boca Juniors.

En el siguiente partido, la hinchada Millonaria hizo sentir su descontento y arrojó maíz y pañales al plantel.

Y es hasta el día de hoy, o mejor dicho hasta que se podía concurrir a los partidos, que la parcialidad de San Lorenzo entona una canción que dice: "Era una noche especial, nunca la voy a olvidar, el silencio atroz, del Monumental".

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias