INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Los que nunca tocaron la Copa

Se mira y no se toca: los grandes que nunca ganaron una Libertadores

Como todo torneo en el mundo, la Copa Libertadores sirvió para consagrar internacionalmente a los más grandes clubes de Sudamérica. Cada uno y en su momento, dieron su bendición a la competición y el beneficio fue mutuo. Cada equipo imprimía su nombre a nivel mundial y a su vez, cada final agrandaba más lo que en poco tiempo fue una leyenda: ganar una Libertadores.

Pero como en toda ley, existen sus excepciones, y en el caso de la Libertadores, hubo y todavía hay grandes ausentes del balompié sudamericano que nunca pudieron pegar su nombre en la base de madera del trofeo más codiciado de nuestras tierras.

A continuación, un repaso por los grandes de nuestro continente que siguen sin poder ganar la Copa Libertadores, y aquellas historias de equipos que sufrieron para ganarla.


San Lorenzo de Almagro, precursor en desinterés

En la primera edición de la Copa Libertadores participaron, lo que en el folclore se dice, cinco "grandes" del fútbol. Ellos fueron Peñarol, el campeón, Olimpia, finalista, Millonarios de Colombia, Universidad de Chile y San Lorenzo de Argentina.


Momento crucial: San Lorenzo juega el primero de los tres partidos de semifinales de la Libertadores de 1960 ante Peñarol, a quien le cedió la iniciativa. El Ciclón perdió más que una fase...

 

Este último, por razones que aún se desconocen, fue el abanderado de un serio desinterés por parte de Argentina en la incipiente competición y a la larga le costaría muy caro. Pese a un buen comienzo en el Grupo 1, donde enfrentó y superó al Bahia EC de Brasil, a la hora de la verdad, ante un grande como Peñarol en semifinales, decidió dar un paso al costado.

 

San Lorenzo, desinteresado en la Copa, entregó el tercer partido desempate a Peñarol y este lo aprovechó. Ganó, llegó a la final y fue campeón. Una mala decisión de los argentinos


Luego de empatar en cada juego, cuando había que decidir por un campo neutral para definir en tercer partido, Peñarol le ofreció a San Lorenzo la recaudación de ese desempate a cambio de ser locales una vez más en el Centenario. San Lorenzo aceptó, perdió 2-1 y se quedó sin la posibilidad de acceder a la final y ganar la primera Libertadores. Cambiar la gloria por una recaudación quizá fue la decisión menos acertada de su historia. Y aún hoy las secuelas de ello están bien presentes...

 


La suerte esquiva de América de Cali

Colombia tardó 29 años en imprimir mediante un representante su nombre en la Copa Libertadores. Fue gracias a Atlético Nacional que el país cafetero se sacó la espina tras la mala experiencia de América. Los "diablos rojos" de la ciudad de Cali fueron amo y señor de su país durante la década del ochenta pero ello no le aseguró la gloria continental, al contrario.


América de cali, cuatro veces subcampeón.


América llegó, ante el desconocimiento de muchos, a las finales consecutivas de 1985, 1986 y 1987, siendo esta última la más dramática de las tres y quizá de las 53 ediciones jugadas. Primero fue vencido por Argentinos Juniors, otro debutante, en 1985. Un año más tarde, ya sin muchas opciones, River Plate lo derrotó con claridad.

Para 1987 el equipo, ya más experimentado, se vio las caras ante un juvenil Peñarol, que en los papeles era inferior, pero supo imponer la historia, esa famosa mística copera y la reacción la dio al once uruguayo su quinta estrella. Nueve años más tarde, América llegó otra vez, y nuevamente ante River Plate y con el mismo final: subcampeón.

 

Cerro Porteño sin fortuna para llegar a una final

Casi como un guiño del destino, un destino caprichoso podemos decir, Cerro Porteño de Paraguay y San Lorenzo de Argentina comparten los mismos colores en sus camisetas y también la misma suerte en la Libertadores. El club paraguayo, considerado por muchos el más grande de su país por encima de Olimpia, jamás llegó a una final en la Copa.

 

La mística copera que tiene Olimpia siempre estuvo ausente en Cerro Porteño. Año tras año se repite la misma historia

 

Siendo uno de los clubes que más participaciones tiene, la Libertadores siempre fue y es una cuestión esquiva para el club paraguayo. Debutó en 1962 y recién en 1973 tuvo una destacada campaña, disputando una de las semifinales triangulares y quedándose en las puertas de la final por apenas un gol de diferencia con Colo Colo.


Cerro Porteño, gran animador de la Copa, pero sin suerte. Nunca jugó una final.


Con el pasar de los años, la triple coronación de Olimpia ahondó la identidad de "no copero" de Cerro Porteño. Su mejor participación de tiempos recientes fue en 2011, al caer en una de las semis ante Santos FC, el campeón. Allí también estuvo ausente la suerte copera.

 

Alianza Lima, ausente sin aviso

Alianza Lima es uno de los más grandes de Perú, pero su nombre en la Libertadores siempre estuvo ausente sin aviso. Sus más acérrimos rivales, Universitario y más atrás Cristal, han disputado una final cada uno, y aunque no la ganaron, saben lo que es pelear por la Copa. Es más, estuvieron muy cerca de ganarla.

En otras épocas, sus mejores campañas fueron en 1976 y 1978, donde llegó hasta la semifinal de tres equipos, pero en ninguna de ellas estuvo cerca de llegar a la última instancia. Desde que la Copa se juega con octavos de final en adelante, Alianza Lima nunca pudo superar esa fase, en cinco oportunidades, entre 1998 y 2012. Una cuenta muy pendiente.


Universidad de Chile

La U. de Chile, uno de los dos grandes del país del cobre, también es parte de esta "selecta" lista. Aunque fue representante de su país en las primeras ediciones de la Copa, la suerte no acompaño al equipo azul. En participaciones pierde por goleada con Colo Colo, su archirival, que alcanzó la gloria en 1991. En 1996 tuvo muy cerca de llegar a la final, pero perdió ante River Plate de Argentina en una de las semifinales.

 

La U. de Chile estuvo cerca en estos tiempos, al caer en semifinales en 2010 y 2012. Colo Colo, su archirival y campeón de América en 1991, se mofa

 


Universidad de Chile, en 2012, tras caer ante Boca Juniors en semifinales. Era favorito.


La misma suerte correría en 2010 y 2012. En la primera perdió ante Chivas Guadalajara, que despues terminó subcampeón, y en 2012 cayó ante el otro grande de Argentina, Boca Juniors, cuando en la previa era claro favorito para llegar a la definición. La Copa Sudamericana que ganó brillantemente en 2011 palió un poco su suerte de "anti-copero", pero para los hinchas de Colo Colo, no hay comparación con la Copa Libertadores.


River Plate y Corinthians, tarde pero seguro

Nada se le puede reprochar a quienes ya han ganado la Copa en algún momento, pero se podría hacer ciertas menciones. Es el caso de River Plate, que pasó con vergüenza por dos finales, en 1966 y 1976, hasta lograr el primer título en 1986. Incluso Argentinos Juniors, un club chico de barrio, había ganado la Copa antes que los "Millonarios". Pese a sus dos estrellas, el dominio de Boca Juniors en la primera década de este siglo lo tiene a mal traer.

Por último, Corinthians, se acordó un poco tarde en darle importancia a la Libertadores. Cuando pioneros como Santos FC, Sao Paulo FC o Gremio eran bicampeones, el "Timao", el segundo más popular de Brasil detrñas de Flamengo, pasaba por el torneo sin pena ni gloria. La madurez llegó con el título invicto en 2012 y lo pasado, pisado.


La Copa espera aún la coronación de varios grandes de Sudamérica, inexplicablemente ausentes entre los ganadores tras 53 años de vida y oportunidades.

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.