Un grande de México cumplió su promesa y entrenó en una carcel

Chivas de Guadalajara, club finalista de la edición 2010 de la Copa Libertadores, entrenó durante un día en el Penal de Puente grande, en donde inauguró una cancha de césped sintético la cual había sido prometida por el presidente de la institución, Jorge Vergara, en abril de 2012.

Vergara obsequió al establecimiento carcelario la nueva cancha para que los reclusos jueguen, iniciativa para la que tuvo que desembolsar alrededor de 200.000 dólares y fue en conjunto con la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco.

Los jugadores pasaron entonces un día entrenando bajo la atenta mirada de los prisioneros, que una vez terminada la práctica, recibieron por parte de los futbolistas pelotas, camisetas y demás elementos de indumentaria.

 

 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy