Un perro policía cabeceó la pelota y se ganó la ovación del estadio

El amigo no lo pudo evitar. Fue más fuerte que él. Vio venir la pelota, y a pesar de tener limitados sus movimientos, pegó un salto y cabeceó ante la mirada de asombro de quien lo acompañaba y la ovación del estadio. Un perro policía cabeceó una pelota en el partido entre Central y Aldosivi cuando Paulo Ferrari, del club rosarino, despejó al tiro de esquina para desatar los aplausos de la gante. Ningún perro.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy