INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Una historia real: el "sheriff" que expulsó a 19 jugadores en un partido y apresó al actual presidente uruguayo

Nota a nuestros lectores: Pasión Libertadores cuenta sin ánimo de ofensas ni a fines de generar tendencias o mensajes indirectos. Sabemos de lo delicado del tema, por eso lo tratamos con el respeto que merece.

El exárbitro internacional uruguayo Alejandro Otero, recordado por haber expulsado a 19 jugadores en la más bochornosa gresca de la Copa Libertadores (Boca - Sp. Cristal, en 1971), fue también un policía que participó contra la guerrilla en Uruguay, habiendo detenido en su momento a José "Pepe" Mujica, que entonces militaba en el grupo "Tupamaro".

El nombre de Alejandro Otero, exárbitro y comisario en Uruguay, es recordado para algunos como el juez que expulsó a 19 jugadores en un mismo partido de Copa Libertadores, y para otros como "responsable de la derrota de la organización sediciosa", antes de la dictadura en Uruguay.

La doble vida, en los campos policiales y futboleros, de uno de los personaje fuerte en la historia uruguaya, que supo apresar al actual presidente José Mujica en su momento, y fue protagonista de la batalla campal más recordada de la Copa Libertadores.

"En la historia reciente del Uruguay, Otero es el policía más importante, a quien, en la época más difícil, le tocó como jefe del Departamento de Inteligencia y Enlace de la Policía Uruguaya enfrentarse a la naciente guerrilla urbana".


Respetado por el movimiento "Tupamaro", Otero, que se dedicó al referato para mejorar su ingreso salarial, dejó una profunda marca tanto en su función de comisario como de árbitro profesional. Expulsó a 19 futbolistas en Boca - Sporting Cristal, en la que fue una de las batallas campales más recordadas en la historia de la Copa, disputada el 17 de marzo de 1971, en La Bombonera.

Otero no sancionó un supuesto penal para Boca, que empataba a  falta de dos minutos y necesitaba ganar para seguir en carrera. Acto seguido, empujones e insultos desembocaron en una show de golpes que finalizó con el título de La peor noche de la Copa. Más allá de lo ocurrido, sorprendió que según el informe de la CONMEBOL, el árbitro uruguayo había tenido un desempeño perfecto. 

Su registro copero al mando del referato fue corto, dirigió 4 encuentros incluido el ya nombrado, en los que expulsó a 22 futbolistas en 356 minutos. Echó a Tercilla y Villarreal de Bolívar, en 1969, en el que fue su debut en Olimpia 4-0 Bolívar.

En el clásico uruguayo disputado en ese mismo año, correspondiente a la vuelta de la Semifinal 'A' no sacó la roja, pero si lo hizo en el que jugaron en 1970, ganado por Peñarol 1 a 0, mandó a las duchas a Ignacio Prieto, de Nacional.

"Yo derroté a los tupamaros y fue un trabajo eminentemente policial. Estábamos aún muy lejos de 1973 (cuando se instauró la dictadura en Uruguay)", explicó Otero, quien subrayó la falta de medios con la que emprendió su cruzada.


En relación su primera profesión, la de Comisario, Otero es recordado como el policía que inició las investigaciones sobre la guerrilla urbana y los Movimientos de Liberación Nacional. Fue quien acabó con los "Tupamaros" previo a la dictadura, señala un reconocido escritor Raúl Villarino en su ejemplar "Llamen al comisario Otero".

Estamos en condiciones de dejar sentado que Alejandro Otero no solo es recordado por sus logros sino también por el método que utilizaba para concebir sus objetivos, admirado y respetado por sus "rivales", fue dentro de los campos policiales y futbolísticos, una persona que siempre obró desde la honestidad y legalidad.

Fuente: libro "50 Momentos de la Copa Libertadores", de Alberto Pérez López.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.