EJEMPLAR

West Ham expulsó de por vida a un hincha que le recordó la muerte de su hijo a un jugador rival

Jake Livermore había tenido una discusión con un hincha en el partido de West Ham ante West Bromwich. Luego se supo el motivo, el club local identificó al hincha y lo suspendió.

El 2 de enero último, West Ham derrotó como local a West Bromwich Albion por 2 a 1 por la Premier League y Jake Livermore, mediocampista del equipo visitante, tuvo un altercado con un hincha de los Hammers tras ser reemplazado en el segundo tiempo por Hal Robson-Kanu.

Al día siguiente, West Brom informó que la pelea se produjo porque el aficionado en cuestión “hizo un comentario sobre la muerte del pequeño hijo” de Livermore. "Jake fue sujeto de abuso general por parte de aficionados a los que él no hizo caso. Sin embargo, admite que fue a increpar a un espectador que hizo un comentario sobre la muerte de su hijo pequeño", informó el club. En 2014, cuando el volante del West Brom y de la selección inglesa jugaba en Hull City, sufrió la pérdida de su hijo.

West Ham no dejó el asunto en una lamentable anécdota y, tras realizar una investigación que incluyó el testimonio de hinchas ubicados cerca de la zona del incidente, del propio Livermore y de autoridades del West Bromwich, el club identició al hincha y lo suspendió de por vida para ingresar al estadio.

"No se tolerarán conductas que inciten a la violencia o abusivas en el Estadio de Londres", informó el club a través de un comunicado en el que instó a sus hinchas a que denuncien de manera anónima y bajo estricta confidencialidad por futuros actos similares.

Livermore se inició en la cantera del Tottenham, debutó en 2008 y luego fue a préstamo a Milton Keynes Dons, Crewe Alexandra, Derby Country, Peterborough United, Ipswich Town, Leeds United y Hull City. Finalmente, fue comprado por este último en 2014 y en 2017 fue adquirido por West Bromwich Albion.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy