¿Qué hubiera pasado si Higuaín metía su gol en la final de Brasil 2014?

Todavía hay dolor por esa ocasión tan clara que tuvo Gonzalo Higuaín ante Alemania en la final de la Copa del Mundo 2014... ¿Cómo hubiese sido el partido con ese gol?

Por:  Pasion Fútbol

Tantos recuerdos de la final del Mundial de Brasil 2014 creados en estos tiempos de coronavirus han dejado ciertas cuestiones inconclusas respecto a lo que podría haber sido y, al final, no fue. ¿Qué hubiera pasado si Gonzalo Higuaín metía el gol en su oportunidad más clara en la final ante Alemania? ¿Hubiese salido campeón Argentina?

Muchos cosas podrían haber sucedido desde un principio en esa final. En primer lugar, Argentina si hubiese podido contar con Ángel Di María... Alemania, si en vez de poner a Christoph Kramer lo hubiese puesto a Sami Khedira o a André Schürrle (quien entró en su lugar en la primera parte) desde un principio.

Pero lo que los argentinos seguramente se preguntarán es ¿Qué hubiese pasado si Higuaín convertía ese regalo que le dio Toni Kroos que lo dejaba mano a mano con Manuel Neuer? Sin dudas, el partido hubiese cambiado totalmente.

El 1-0 de Argentina, en esa primera parte del primer tiempo, podría haberle dado mayor tranquilidad, aunque en una final de Copa del Mundo nada está dicho, más teniendo a una Alemania que le hizo un 7-1 a Brasil en las semifinales. Cinco de esos goles llegaron en apenas media hora.

Luego del supuesto tanto de Higuaín, la reacción de Alemania iba a ser fundamental. Argentina se mostró sólida a lo largo de toda la Copa del Mundo en defensa. De hecho, en las fases decisivas, el conjunto de Alejandro Sabella sólo recibió ese gol de Mario Götze en la prórroga de la final, aunque con el tanto del Pipita podría no haber sucedido.

La chance más clara que tuvo el equipo de Joachim Löw en el primer tiempo fue un cabezazo de Hummels que dio en el palo. La pelota parada podría haberle dado un tanto a Alemania en esa primera parte o en la segunda.

Pero Argentina también podría haber convertido algún gol más. Messi tuvo su oportunidad en el comienzo de la segunda parte con un remate cruzado que, con más tranquilidad y ya sin el 0-0 podría haber ido adentro, tal como en ese entonces ─y ahora también─ hacía con el Barcelona. Hasta podría haber existido una chance concreta de pelota parada, aquella que no pudo ser cuando Neuer derribó a Higuaín y que para el árbitro Nicola Rizzoli fue falta del delantero.

A su vez, el equipo argentino contaba con varias armas en el banco de suplentes como Sergio Agüero, Rodrigo Palacio y hasta Maxi Rodríguez, héroe en partidos fundamentales del seleccionado (autor del gol del penal ante Holanda que le dio el pase a la final). Por su parte, Alemania podía recurrir al propio Götze, aquel que entró por Klose sobre el final del segundo tiempo, a Julian Draxler o a algún otro jugador desequilibrante.

La cuestión del "qué hubiera pasado" podrá recorrer el pensamiento de todos los argentinos y todos aquellos que soñaron que esa ocasión de Higuaín terminaba dentro de la red. Otra hubiese sido la historia del delantero con el fanático argentino, así como la de otros jugadores que terminaron dejando la selección por la puerta de atrás. Todavía duele...

También te puede interesar:

Directiva de River Plate responde al posible regreso de Higuaín

"Messi es el rival más duro al que me he enfrentado"

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias